Santamaría Sánchez Edith

3° A intelectual

LA MULTICULTURALIDAD Y LA INTERCULTURALIDAD

Para comenzar con el siguiente escrito, considero prudente definir a que se refiere cada uno de los conceptos, ya que pueden manejarse de manera indiscriminada siendo que tanto la multiculturalidad como la interculturalidad denotan dos cuestiones totalmente diferentes. La multiculturalidad se refiere a que en un determinado territorio coexisten grupos con culturas distintas pero sin que exista una relación entre ellas, situación que trae como consecuencia relaciones de explotación, discriminación y racismo. De una manera sencilla hablamos de multiculturalidad al referirnos a una sociedad, como la actual, en el que grupos étnicos diferentes, con una lengua y una cultura diferentes, conviven en un mismo espacio geográfico.

Por otro lado la interculturalidad se refiere precisamente a la relación entre las culturas basadas en el respeto y desde planos de igualdad. La interculturalidad no admite asimetrías, es decir, desigualdades entre culturas mediadas por el poder, que benefician a un grupo cultural por encima de otro u otros. Se refiere al hecho educativo en el que distintas personas de razas, lenguas y religiones distintas conviven dentro de un mismo marco, por ejemplo, la escuela, en la que cada una de ellas respeta las diferencias de las otras y aporta lo mejor de su cultura para que de ahí surja una nueva sociedad en la que el respeto, la igualdad y la tolerancia sean la nota predominante.

Toda cultura es básicamente multicultural. Es decir, se ha ido formando, y se sigue formando, a partir de los contactos entre distintas culturas que aportan sus modos de pensar, sentir y actuar.

 México es considerado como un país multicultural, en que existe una diversidad de culturas pero que no hay relación entre ellas. En la actualidad se apuesta por la interculturalidad que supone una relación respetuosa entre culturas. Y más aun cuando vemos esa multiculturalidad en las aulas.

 Por ello es necesario que en cuestión de la educación se apunte a un modelo de educación intercultural. Así cuando hablamos de un modelo educativo intercultural apuntamos a la inclusión educativa ya que prepara a los alumnos y a la sociedad para diversidad cultural.

"Los fines de una educación intercultural son: reconocer y aceptar el pluralismo cultural como una realidad social; contribuir a la instauración de una sociedad de igualdad de derechos y de equidad; contribuir al establecimiento de relaciones interétnicas armoniosas" (Muñóz, A: 2001)

Para llevar a cabo la educación intercultural, es preciso que los profesores también se encuentren en una postura abierta ante la atención a la diversidad, combatiendo las asimetrías educativas y a partir del manejo de una educación bilingüe    ya que los alumnos que manejan otra lengua tienen  derecho a recibir una educación básica en su propia lengua, independientemente del lugar en donde estén cursando dicha educación. Cabe señalar que la asimetría escolar, anteriormente señalada, se combate ofreciendo una educación de calidad.